Una productividad deseada como Clima Laboral Adecuado.

Levantarse con la motivación de tener un nuevo día para realizar la función que apasiona a un colaborador, es una las sensaciones más satisfactorias que una empresa puede generar para lograr la productividad deseada y resultados en las organizaciones tanto como se desea.

Cuando las condiciones en las que nos desempeñamos son un aliciente para llegar a tiempo a nuestro trabajo, colaboramos activamente, comunicamos de manera efectiva y logramos resultados, entonces podemos decir que estamos en un ambiente laboral adecuado que se percibe en la Cultura de la empresa.

En sentido contrario, cuando las relaciones interpersonales en las Organizaciones no son las adecuadas;  el trabajo y el poder se administra a través de silos (incapacidad para trabajar eficientemente entre las áreas); no existe una cultura de colaboración y el liderazgo es de tipo autoritario, los resultados esperados por la Organización estarán lejos de ser cumplidos.

Por lo anterior, es necesario conocer el nivel de satisfacción de nuestros colaboradores, mediante un Estudio de Clima Laboral, convirtiéndose en una actividad estratégica que está ligada a las metas de la Organización.

Es relevante tener claro cuáles son los objetivos que se persiguen al evaluar el Ambiente Laboral y lograr una productividad deseada, algunos de ellos son:

  • Mejorar la eficiencia y productividad de los colaboradores.
  • Diagnosticar la satisfacción de los colaboradores.
  • Detectar fuentes de conflicto.
  • Mejorar el sentido de pertenencia de los colaboradores.
  • Identificar si los colaboradores tienen las herramientas y el apoyo necesario para realizar su trabajo.
  • Implementar medidas preventivas y correctivas.
  • Alinear el tipo de Liderazgo que busca la Organización.
Algunos temas que se consideran para realizar un Estudio de Clima Laboral son:
  • Calidad de las Relaciones en el trabajo.
  • Identidad, Orgullo y Compromiso.
  • Remuneración.
  • Comunicación
  • Balance Vida Trabajo.
  • Desarrollo Profesional, entre otros.

Es necesario tomar en cuenta algunos aspectos antes de aplicar la Encuesta de Clima Laboral para garantizar los resultados.

  • Considerar un lenguaje claro y sencillo en la redacción de las preguntas o afirmaciones.
  • Establecer la escala de medición, usualmente Likert.
  • Determinar si se realizará de forma electrónica o en papel.
  • Asignar Los recursos necesarios y un lugar propicio para su aplicación. Si fuera electrónica, los recursos tecnológicos adecuados.
  • Diseñar una campaña de comunicación antes, durante y después de su aplicación.

Una vez que se ha aplicado el estudio, es necesario realizar acciones posteriores para que sea efectivo:  

  • Analizar los resultados
  • Presentar y comunicar los resultados a toda la Organización.
  • Comunicar y asignar responsables de las acciones a realizar para lograr un cambio.
  • Dar seguimiento a las acciones.
  • Volver a aplicar el Estudio en un periodo de un año para medir efectivamente la mejoría del Clima Laboral en la Organización.

Un riesgo de no realizar acciones posteriores a la aplicación del Estudio de Clima Laboral es que el impacto, la expectativa y la aspiración de mejora se diluyen entre los colaboradores, generando el fenómeno denominado “se vacuna al personal”, lo que generará desconfianza y escepticismo si se desea aplicar en el futuro.

Como lo menciona Occ Mundial:

«Es importante que las organizaciones creen estrategias que hagan un cambio positivo para el ambiente de trabajo»

Por último, un Clima Laboral adecuado para una productividad deseada significa contar con un proceso completo para medir y mejorar el clima o ambiente laboral en forma periódica y adecuado a la cultura de la empresa, potencializan los resultados y esfuerzos del personal en beneficio de los objetivos y estrategia de la Organización.

Conoce más de nosotros.

Categorías: Clima Laboral

Abrir chat